Cómo abrir un candado fácilmente sin llave

Resulta bastante típico poner un candado para que nadie pueda abrir una caja, una maleta o cualquier otro tipo de lugar donde deseamos preservar nuestras cosas del alcance de la mano de cualquier otra persona, impidiendo que nos sean sustraídas principalmente. El problema es cuando guardamos tan bien la llave, en un lugar tan remotamente escondido, que cuando queremos volver a abrir la cerradura no recordamos donde la dejamos. ¿Nunca te ha pasado? A nosotros también. Por ese motivo en Internet Web te traemos un sencillo truco con el que poder forzar un candado para abrirlo fácilmente sin necesidad de emplear la llave.

El truco consiste en utilizar dos llaves fijas cromadas, ya que son más resistentes y colocar los extremos contrapuestos (izquierdo y derecho) de ambas dentro del arco del candado. Simplemente con hacer un poco de fuerza para juntar las llaves fijas conseguiremos abrir el candado en cuestión de tan solo un segundo.

Para poder realizar este truco cada llave debe ser de una métrica distinta, es decir, para un candado mediano se recomienda una llave fija cromada de 18 y otra de 22, haciendo fuerza hacia dentro con la de menor medida. Las medidas serán mayores o menores dependiendo de lo grande que sea el candado y, en caso de ser un candado de grandes dimensiones, tan solo debemos colocar una placa de metal en medio de las puntas de las llaves fijas para «calzarlas».

Quizás lo tuyo no sean las grandes explicaciones, así que te dejamos un vídeo práctico donde se puede observar cómo hacerlo correctamente paso por paso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.